Conversión a GNC de flotas de vehículos

 

En la actualidad el gas natural es el combustible alternativo más importante en la región, es abundante y más barato que el diesel o nafta.

Nuestra empresa brinda soluciones para convertir flotas de vehículos a gas natural comprimido:

  • Desarrollo completo llave en mano: Conversión de unidades, construcción de instalaciones y mantenimiento.
  • Ingeniería de proyecto y supervisión de obra.

 

Esta sección tiene como objetivo brindar una guía para evaluar la factibilidad técnica y económica de efectuar el abastecimiento por gas natural a una flota de vehículos, así como responder las dudas más frecuentes entre nuestros clientes sobre la industria y nuestra empresa.

Contenido
1- Definición
2- Evaluación
3- Implementación
4- Operación y mantenimiento

 

¿Por qué convertir una flota de vehículos o línea de colectivos a GNC?

El gas natural comprimido es un combustible alternativo más barato que el diesel o la nafta, cuya utilización podría impactar de forma muy positiva en la economía de una empresa pública o privada.

Argentina cuenta con abundantes reservas de gas natural, en conjunto a una red de carga ampliamente distribuida y tecnologías de vanguardia para su óptima utilización, la suma de estos factores podría significar una gran ventaja competitiva a nivel mundial. Contamos con una oportunidad única de reducir los costos de transporte de personas y bienes de todo tipo.

Finalmente, el gas natural comprimido resulta un combustible más limpio, su impacto en la emisión de gases de efecto invernadero es inferior al combustible tradicional y podría reducir el impacto al medio ambiente, incluso el gas natural puede proceder de fuentes renovables (Biogas). En ciertos casos las empresas pueden recibir descuentos impositivos por reducción en emisiones.

El gas natural posee una calidad constaste, y una pureza inalterable desde el origen, que puede sustituir sin problemas combustibles líquidos Grado 3.

 

El reto de la conversión Diesel-Gas

En el caso de los vehículos con motores nafta, incluidos mayormente en autos, camionetas y utilitarios, la metodología de conversión con equipos de última generación encuentra mayor difusión en nuestro país, por ser reconocida y probada para el uso particular.

¿Pero qué sucede con los motores diesel presente en los vehículos pesados?

En Argentina la mayoría de los vehículos de trabajo y transporte (heavy duty) poseen motores Diesel. La conversión de este tipo de motores estuvo relegada durante mucho tiempo, pero la llegada de los motores a inyección por common rail y la incorporación de computadoras más sofisticadas, han permitido avances en la tecnología de conversión brindando soluciones que anteriormente no estaban disponibles.

Las terminales automotrices más importantes muestran interés en la importación de vehículos pesados con GNC de fábrica, se cree que en el corto plazo se comenzarán a comercializar camiones a gas natural, pero debemos considerar la conversión de motores de las unidades preexistentes.

En la actualidad los motores diesel pueden ser convertidos para funcionar con GNC por dos métodos:

Opción 1: Conversión Dual-Fuel, para funcionar con Diesel y GNC

Su principio de funcionamiento consiste en la utilización de ambos combustibles simultáneamente, gas natural en mayor medida y una pequeña cantidad de diesel. Cabe aclarar que este sistema modifica de forma mínima al vehículo y permite alternar entre la mezcla de Gas-Diesel o utilizar Diesel de forma habitual.

Es importante destacar que este sistema presenta mayor eficiencia únicamente para vehículos que mantienen regímenes de funcionamiento constantes. Por ejemplo, un camión de transporte en una ruta o autopista a velocidad constante, donde la sustitución de diesel por gas sería de hasta 80% y 20% de diesel.

Para un vehículo que funciona mayormente en ralentí, o arrancando y frenando constantemente, la sustitución media de GNC alcanzaria un promedio de 15% y 85% de diesel, sin resultar conveniente la inversión.

Opción 2: Conversión total para funcionar únicamente con GNC

En este caso la conversión consiste en instalar pistones de baja compresión especiales para gas natural, realizar el cambio de válvulas, modificar la tapa de cilindros para incorporar bujías e instalar diferentes sensores y sistemas.

Estos cambios resultan en la sustitución de GNC del 100%, no pudiendo ser utilizado diesel nuevamente.

Este tipo de conversión funciona en todos los regímenes de trabajo, pero se destaca frente al Dual-Fuel cuando el vehículo arranca y frena constantemente. Por ejemplo colectivos, camiones recolectores de basura, transfers o camiones de uso urbano.

Ambos sistemas de conversión (para motores diesel o nafta) deben ser calibrados correctamente por especialistas experimentados que utilicen equipos de calidad. Los vehículos deben ser ensayados simulando condiciones reales de manejo. De esta forma mantendrán las prestaciones originales del motor, y el conductor no percibirá diferencias de rendimiento en el uso habitual de trabajo.

Para más información sobre el análisis económico para la información, visite la Sección 2 de esta guía.

 

Ejemplos de aplicación
  • Logística o distribución de bienes
  • Transporte de pasajeros tipo urbanos (colectivos o minibus)
  • Transporte de pasajeros interurbanos
  • Recolectores de residuos
  • Cooperativas de transporte de pasajeros (como remís o taxi)